WELCOME

LA VIDA ES UNA OBRA DE TEATRO QUE NO PERMITE ENSAYOS…POR ESO CANTA, RIE, BAILA, LLORA Y VIVE CADA MOMENTO DE TU VIDA INTENSAMENTE ANTES QUE EL TELON BAJE Y LA OBRA TERMINE SIN APLAUSOS.

lunes, 21 de agosto de 2017

Soy una mala persona.

Frecuentemente me descubro como alguien con envidia, egoísmo, intolerancia, carencias.
Soy demasiado consciente de mi imperfección.

La verdad del cambio.

Muchos dicen que cuando una mujer quiere cambiar algo empieza por su cabello... Yo no considero que un cambio transcendental se vea afectado por algo tan externo.
Me explico: cuando uno desea cambiar es porque no está conforme con su situación o condición actual. Para transformar esa realidad se requiere verdadera determinación, algo que nace de lo más profundo del ser y lo lleva a tomar decisiones, cambiar hábitos, extra limitarse hasta obtener un objetivo.
Quizá como parte del proceso tengas el deseo de cambiar tu apariencia, pero eso es solo un efecto lateral.
Ahora, no podemos decir : cambiaré mi cabello y de repente todo empezará a ser distinto, eso es inherente. Porque puedo hacer un cambio enorme en mi manera de pensar y sin embargo seguir con la misma apariencia de siempre ante los ojos de los demás.

Que feo ser bonita.

Puede sonar como mal perdedora o envidiosa, pero no lo digo con esa intención, en serio.
Cuando una chica es muy atractiva físicamente debe conllevar con  lo siguiente: propuestas de todos los tipos, insinuaciones, miradas, etc.
En lo personal no me considero bonita, y a pesar de eso, en algunas ocasiones me incomodan ciertas actitudes de otros. Así que pienso, qué tal que fuese bonita, debería convivir con eso a diario. Ser el centro de atención es mucha carga para mi.
Ser halagado puede ser agradable, hasta adictivo... Y más para la vanidad de las mujeres. Pero yo prefiero ser así, pasar desapercibida y no tener la presión de los ojos ajenos sobre mi.

martes, 25 de julio de 2017

Si tienes cosas pendientes y que pospones casi siempre, lo mejor que puedes hacer es salir de ellas cuanto antes.
Posponer incrementa la frustración.
Quizás lo único que se requiere es un pequeño esfuerzo más, para despejar el camino de los pendientes.

lunes, 17 de julio de 2017

domingo, 16 de abril de 2017

CUANDO NADA TE IMPORTA TODO ES MAS BONITO.

Aunque me hagan, aunque no. Aunque me quiten, aunque me pongan. Que absolutamente nada altere mis emociones y nada pueda cambiar lo que ya se de mi misma.
Te pueden decir las cosas más feas que hayas oído, eso no determina lo que realmente eres, y en el fondo lo sabes. Aunque te pretendan hacerte sentir como una vil e insignificante cucaracha, vales demasiado, no te aceptes por menos.
Hay gente que se deleita poniendo el dedo en la llaga ajena, quizás porque la inferioridad que sienten, así los impulsa a hacerlo. ¿Sabes que es lo mejor que puedes hacer? Ignorar y seguir adelante. Que te importe un bledo, pero de verdad... No que te hagas el fuerte, si no que de verdad veas a esa persona como alguien carente de atención y quizás lleno de carencias afectivas. Si te da igual, todo se hace más fácil.
¿y cómo hago para que todo me de igual? La clave está en tu manera de percibir el mundo. Tu eres quien eres, sin importar lo que otros digan. No, obvio que no eres perfecto. De hecho nadie lo es, así que si te quieren que sea con todo y tus defectos. Un secreto: la gente auténtica es más bonita.
A veces me siento como una auténtica torpe, pero y que? Nadie ha dicho que nacimos para complacer opiniones ajenas.
Se una persona auténtica y feliz. Puedes mandar la opinión ajena al carajo.
Fin.

Sola o acompañada.

Hace un tiempo me daba igual, o hasta lo evitaba. Pero a medida que pasan los años, parece que se hace una obligación conseguir a alguien a quien amargarle la vid, em, perdón con quién compartir la vida.
Si no estás con alguien inventan chismes, que si eres extraterrestre, que si eres de piedra, que que esperas y hasta te buscan cuadre.
Porque cada uno no se fija en su ya jodida vida y me dejan estar frustrada en paz. O ser feliz en paz, nunca lo sabrán a ciencia cierta.
Aunque pensándolo bien si sería bien chévere hallar a alguien que me acompañe en este traginado camino llamado vida. A veces veo potenciales posibilidades pero se desvaneven en el mar de la decepción o de la utopía.
Como sea, para mi lo realmente preocupante es mi lograr nada con mi propia vida a nivel personal. Por Dios, tuvimos que hacer venido a este mundo a algo más que respirar, a dejar huella, a desarrollar nuestros potenciales...
Me estoy esforzando, pero quizás me falta salir un poco de la acostumbrada mediocridad.
No me importa si no te hallo, “amor de mi vida”, desgraciado. No mentira. Por si lees esto, te sigo esperando.
Mientras tanto seguiré saliendo adelante y triunfando, que no me hace falta compañia para hacerlo, pero si viene como un plus lo acepto.Si acepto casarme, en perdón, que me he desviado.
Realmente me frustra que la gente hable y opine de aquello que no le incumbe.
Necesito ser una mujer exitosa, no por algo o por alguien, sino por mi misma.
Y vaya que lo estoy logrando, así que si me lo permites, continuaré progresando porque tengo las facultades para hacerlo.
Fin.
Dicen que las mujeres somos complicadas. Pero a esa indecifrable intención masculina, yo no la logro comprender.

Me recordaste a mi...

Hoy vi una chica caminando por la calle y me recordó a mi. Quizás no físicamente, si no más bien por su actitud: cabizbaja, temerosa e insegura.
Quisiera tener la capacidad de hacerle entender que está llena de tesoros valiosos. Pensé: Ojalá pudiese de alguna forma influenciarla para hacerle entender que no todo es tan gris como parece, que no todos son defectos, que su singularidad la hace hermosa.
Quizás en un mundo paralelo me hubiese acercado para decirle: te regalo este libro-tutorial para que camines por el mundo con paso firme e intimidante. En un mundo paralelo claro, porque lo cierto es que me ví reflejada en ella, porque padezco de los mismos males. Cierto, primero tengo que hacerme entender eso a mi misma.

domingo, 9 de abril de 2017

La esencia es la misma.

Hablo de ti como persona. Eso potencializa tus virtudes, pero también tus defectos.
Si en tu esencia está la bondad, aunque te esfuerces en ser otro, de alguna forma eso va salir y las actitudes bondadosas harán gala en tu lista de de acciones. Pero si también hace parte de ti el egocentrismo, aunque trates de ocultarlo, a la larga se evidenciará que tu motivación son deseos egoístas y que buscan enaltecerte a ti mismo.
Tú eres tú, no importa lo que hagas.
PD: es bueno ser uno mismo, pero a veces, no tanto.

Me decepcionas mi misma.

A menudo me reprocho, porque me sorprendo en actitudes vergonzosas, cosas que debería haber afrontado de manera distinta. Pero no, en determinado momento resulta que me comporté como la personas más inmadura, más descortés, menos transparente, más atrevida, menos tolerante.
Cuanto me decepciono cuando me sorprendo en esas fallas... Y me digo a mi misma: ¿Podrías ser mejor persona sabes? Podrías haber colaborado un poco más, pudiera haber sido un poco más esforzada.
Que falla, me decepciono cuando no actúo de acuerdo a esos ideales que digo proseguir, me decepciono cuando no soy auténtica.
Sólo espero que mientras me siga sorprendiendo, no vuelva a caer en esos errores que me hacen sentirme defraudada conmigo misma. Cámbialos y evítalos. Hacete ese favor.

Quisiera amar la eternidad.

Dentro nuestro, debe haber algo que es infinito. De uno u otro modo y en diferentes grados, podemos percibirlo.
La negación al final, el miedo a la muerte, incluso la angustia por la incertidumbre de lo que pasa más allá de esta vida, son una señal que el diseño del ser humano, tiene algo de infinito en lo más íntimo de su ser.
Pero a la vez pensar en el "No fin", me hace pensar en cierto cansancio o fatiga, quizás porque el modelo de la sociedad y sus costumbres, a veces golpean nuestras emociones con sentimientos negativos.
Una parte de mi, se niega a pensar que se acaba todo en el momento que das tu último suspiro. Es como si algo en mi cerebro me hiciese sentir que esto definitivamente no puede acabar aquí. La consiencia de mi propia existencia y de ocupar un lugar en este infinito universo, me hace pensar que estamos dotados para mucho más que un fragmento de existencia, limitados a un tiempo y un espacio.
Por otra parte, al afirmar que en definitiva, después de el aparente fin de nuestra existencia, en efecto hay algo más, me resulta como una carga. El hecho de sentirme impotente porque ya empecé a existir, ahora tengo que proseguir con lo que corresponda, me resulta agotador, sin siquiera haber experimentado qué es lo que hay después.
Tal vez para asimilar la eternidad o lo infinito de esta esencia que llevamos dentro, basta comprender que este mundo hostil, no tiene una réplica o cosa similar en lo que hay después de ese incierto final o paso a otro estado del ser.
Cuando cruce esa línea a lo que ahora me es desconocido, espero poder amar la eternidad.

jueves, 9 de febrero de 2017

Un desierto queda atrás.

Hay desiertos a los que nos vemos forzados a cruzar solos. No me refiero sin apoyo divino, eso sería imposible. Más bien hablo de la necesidad que tenemos en ocasiones de contar otra persona que al menos nos escuche.
Aunque no he sido muy de contar mis sentimientos a otros, a veces es un poco liberador contarle a alguien lo que te pasa.
De un tiempo para acá mi mente se invadió de angustia por realización personal, añadido a eso, la falta de seguridad y estima propia, se iban convirtiendo en punzadas emocionales que me llevaban a un estancamiento extraño.
Quizás el hecho de no notar el progreso propio (cosa que es difícil notar conviviendo contigo mismo todos los días) la mente me jugó una mala pasada y estaba menospreciado mi existencia.
Pero al echar una mirada atrás es evidente que las cosas van tomando su curso natural.
No desesperarse es la clave, eso y trabajar duro por obtener eso que deseas.
Existe gente mediocre que se conforma con una vida simple, pero si tienes una meta a donde apuntar, ve más allá de la mediocridad y alcanza eso que visualizado lleno de esperanza en tu mente.
Ya esté desierto quedó atrás, no me sentiré más así. Es una perdida de tiempo quedándome allí con pesares y tristezas.
Adelante del camino irás hallando esas piezas preciosas de esta obra de arte llamada vida. 

domingo, 29 de enero de 2017

Paso inadvertida, mientras cada experiencia vivida nutre una formación especial de lo que soy y seré.
A veces desfalleciendo, en ocasiones estallando de alegría, en otras sin aparente gramo de emoción.
Ignorar a veces me lleva a desconfiar descaradamente.
No importa, seguiré. Seguiré intentándolo una y otra vez, hasta ver cumplido eso por lo que sueño.

jueves, 26 de enero de 2017

Quisiera..

Quisiera dar la vida por una causa. Me resulta inmensamente apasionante la gente que tiene una dirección clara en la vida.
No importa lo tensa que se ponga la situación, todo sufrimiento y dolor se convierte en nada, al evocar la esperanza de la causa por la cual se vive.
Esa gente que aún sin proponérselo en cada palabra o cada acción, refleja la esencia de su pasión, de la causa por la cual respira.
Esa gente arrasa con sus ideas y sus convicciones. Me resulta bastante inspiradora ese tipo de personas.
Cuántas personas viven en la monotonía, cumpliendo un rol asignado por la sociedad, pero sin conocer el sabor de la satisfacción personal de una vida bien invertida.
No me apetece ser una estadística más en el rango poblacional. Quisiera vivir, y si es necesario, morir por una causa.
Pero no una causa descabellada, o que atente contra el bienestar de otro ser vivo. Una misión que engrandezca la historia humana, que brinde esperanza, y disminuya el sufrimiento en este mundo tan adolorido de deshumanidad.

Me gusta la gente rara.

Hay personas que pareciese que nunca están a gusto, no se sabe lo que pasa por su mente, no lo expresan muy a menudo y son protagonistas de momentos incómodos.
A veces no se les da la suficiente oportunidad para demostrar lo agradables personas que son.
En un caso puntual: Si estás en un grupo de personas, evidentemente se reflejarán diversas personalidades. A la mayoría de la gente le agrada más, el que más habla, el que más se hace notar, etc.
En lo personal, congenio más con aquellas personas que son consideradas tímidas. Porque quizás la gente no suele darle la oportunidad para mostrar las virtudes que encierran. Pero una vez que creas ese lazo, se abren y te permiten ver lo maravillosas que pueden ser.
Hay gente considerada rara, a la cual aislan, juzgan o incluso se burlan. Pero todos somos personas, independiente de la forma de ser.
La principal razón por la que pienso así, es porque soy una persona rara. Nada mejor que interpretar la información directamente desde la persona involucrada.
#ForEverRara #RaraPeroFeliz