WELCOME

LA VIDA ES UNA OBRA DE TEATRO QUE NO PERMITE ENSAYOS…POR ESO CANTA, RIE, BAILA, LLORA Y VIVE CADA MOMENTO DE TU VIDA INTENSAMENTE ANTES QUE EL TELON BAJE Y LA OBRA TERMINE SIN APLAUSOS.

martes, 4 de junio de 2019

Cosas que no soporto

Quizás esto no me atreva a decirlo frente a otros, porque pesa más la diplomacia de contenerse, pero de alguna forma debo dejar salir esto.
Let’s begin!
Empezaré hablando sobre finanzas, basada en hechos enteramente personales... El hecho de ser joven, no tener hijos y vivir aún con tus padres, al parecer le da a otros el derecho a opinar sobre la forma en que deberías gastar TÚ dinero. Muchas personas me dicen: ¿estás ahorrando? ¿Por qué no viajas? No tienes hijos, ni pagas rentas ¿Qué haces con el dinero? Invítanos a todos, tu no tienes hijos que mantener,ñ. Una persona osó decirme: “uff! El sueldo le queda libresito!” Puede que suene un poco neurótica, pero nadie me pregunta: ¿Tienes deudas que pagar? ¿Estás pagando aún tus estudios? ¿Han surgido emergencias financieras que debes suplir? Lo que quiero decir es: Por qué se entrometen en donde nadie les ha llamado? A decir verdad, aunque no tenga que darles explicaciones, en ocasiones me gustaría responderles a todos y demostrarles con cifras, que no tengo la vida de Paris Hilton. Pero, qué necesidad tienen de opinar sobre la vida de otros?
Otro asunto referente a relaciones, las personas constantemente preguntan: Por qué aún no consigues un novio?, “estás desperdiciando la vida”, que el tiempo se está pasando, una familiar (inexperta y con su vida hecha un caos) expresó que nunca vayan a tomar mi estilo de vida, que prácticamente soy un caso echado a perder. Si, a veces los  golpes más fuertes vienen de aquellos que son más cercanos. Y yo pienso: Y qué si quiero llevar mi vida como se me de la gana? (Lo siento, me exalté) :3 Lo que quisiera es que dejen de opinar sobre cómo debería llevar MI propia vida. Tampoco me agrada la actitud de “de buitre” de algunos tipos. Es como que te quieren como un tipo de trofeo, no les importa qué piensas, qué deseas, no toman en cuenta que puede que ni siquiera sean el prospecto de mi deseo. Si claro, convencidos que voy a decir que si. Lo siento, pero no soy una máquina que se puede programar. Preferiría mil veces estar sola, antes que cargar con relaciones que me llenan de frustración y soledad.
De algunas personas no puedo soportar cuando disfrutan con el sufrimiento de otros seres, ya sean personas o animales (el asunto me parece peor cuando se trata de animales, ya que ellos no pueden defenderse) Personas que tienen animales no domésticos como animales, nunca los voy a entender, personas que disfrutan la tauromaquia, nunca los voy a entender, gente que tiene la caza por deporte, nunca los voy a entender. Se supone que somos los razonables, pero en ocasiones eso parece totalmente falso.
Personas chismosas que siempre están pendientes de los demás, es que es casi como un deporte para ellos. Se dan cuenta si alguien hizo o si no hizo. No dejan caer ningún detalle, tienen alma de reporteros pesados de películas de ficción.
Aquellas personas que roban, y hasta llegan a matar por objetos de poco valor. Un celular no se compara con una vida, una cartera no se compara con el hecho de dejar probablemente a un padre de familia que trabajó todo un mes por un salario, a una familia sin su alimentación. Ladrones no solo de cosas materiales, sino de la paz y tranquilidad de muchas personas. Los ladrones de cuello blanco, lo que se roban el dinero de los impuestos, los que juegan con el dinero de toda una nación, solo por ambición y poder.
Hay personas que simplemente no puedo soportar, tienen la escala de valores totalmente degradada, son desvergonzados y dañinos.
A aquellos que se creen expertos en mi vida, les podría decir: Oh, por favor déjame traigo una libreta de apuntes para aprender de ti sobre cómo debo vivir mi vida. *se pone sus anteojos
Es que me parece hasta cómico, ver personas que solo son como buitres esperando que otros caigan, y si detallas sus vidas, son un completo basurero.
Quizás hay algunos puntos que por ahora se me pasan por alto, estos son los que recuerdo y que necesitaba dejar salir.

jueves, 24 de enero de 2019

Siempre he tenido la creencia que está vida no puede ser solamente este paso por la tierra. No tendría ningún sentido. Yo creo en la existencia de un Dios creador de todo, creador de nosotros, que nos diseñó para eternidad. No pienso muy a menudo en la muerte, pero tengo la certeza que si muero, volveré a quien me creó. Ya un par de amigos han partido, y constantemente los traigo a memoria, y hasta llego a imaginar cómo sería si estuvieran acá. Pero ya no están, se adelantaron y cuando esto acabe, nos reunimremos de nuevo.
Cuando era más chica, tenía más sueños, más esperanza. Hasta creía que se harían realidad. Ahora veo las cosas un poco más aterrizadas, más ordinarias. Con un trabajo ordinario, llevando una vida ordinaria y con una monotonía más común de lo normal.
Una y otra vez me lleno de fuerzas para seguir, para buscar un camino, y para tratar de hacer las cosas bien, en tanto que piso esta tierra.
Escribo desde un celular, con los ánimos desgastados, con deseos de cambiar, de despertar y ser otra persona... Al menos una con una vida de satisfacción. Se que necesito cambiar mi mentalidad.
Y también se que nunca voy a estar sola. Me aferro a mi fé y se que un día daré ese gran pase para dejar este mundo ordinario (no sin antes haber cumplido mi propósito) y pasaré a la mejor eternidad de lado de quien me han creado.
En el campo laboral me he encontrado con personas sedientas de poder y de dinero. Es como una guerra salvaje, donde gana el que sin importar los medio, llegue arriba. Estoy cansada de los chismes, de las peleas, de que se metan en la vida ajena... ¿En qué gastará la plata? ¿Terminó con el novio? ¿Por qué no era? ¿Por qué toma? ¿Por qué no cambia el auto? Y todo pretendiendo ser o parecer mejores que otros. Por qué no basan su entorno laboral en ayudar a otro, en hacer sentir bien a los demás, no en avergonzarlos. Ser cortés no cuesta un peso, pero lo único que parece les interesa es escalar a costa de los que sea, sin importar dañar a otro. Hasta los animales tienen más compasión , siendo que ellos no pueden razonar. Se comportan como si el dinero lo fuera todo, como si una posición fuera la fuente de la eterna felicidad, pero olvidan que en una empresa nadie es indispensable, y lo más indispensable es vivir. No quiero decir que haya que hacer todo a las patadas, pero es de muy baja calaña dañar a otros.
Familia...
A veces los miembros más cercanos de tu familia, son los que más fácil pueden herirte. Eres más frágil ante ellos, por el hecho que te conocen más?
A veces me siento frustrada, porque pareciera que no soy suficiente. Y entonces ya no se si es problema de ellos por quererme hacer sentir mal, o mio porque soy yo quien no se aprecia lo suficiente.
Me gustaría tener una bola de cristal que me dijero que está bien o mal... pero solo puedo hacer mi mejor esfuerzo y continuar.

jueves, 21 de junio de 2018

Give me peace, I don't need anything elsem
If you are with me, I won't feel me alone.
You're my peace, you're my tower.
No matter what is happening around of me.
You saved me.

sábado, 5 de mayo de 2018

Me molesta la gente que cree que tiene el criterio de criticar la vida ajena...  Hablan con propiedad,  basados en suposiciones.  Juzgan, opinan, se burlan, plantean soluciones vacías, para algo que no se les ha pedido ayuda. 
Su deseo no es ayudar,  es alimentar su ego para sentirse superiores.  Se muestran de acuerdo a la conveniencia, nunca son sinceros,  no son de fiar.  Porque harían lo que sea con tal de quedar bien,  aunque salga afectado alguien inocente en el proceso.
Invierten la mayor parte de su tiempo hablando basura,  pendientes de las acciones de los otros,  pendientes de las caidas,  pero no para ayudar,  sino para juzgar sin piedad. 
Fundamentados en el fragil e inutil orgullo,  quizas haciéndolo porque de esa forma,  sus vacias vidas no parecen tan malas como lo son. 

jueves, 26 de abril de 2018

Te echaré de menos,  aunque no puedas leer estas palabras...  Siempre te admiré. 
Admiré tu forma de enfrentar la vida, esa luz que irradiaba tu ser,  no importando donde estuvieras.  Admiré el hecho que me brindaras tu amistad incondicional,  el hecho de que siempre tuvieras una palabra acertada, un comportamiento digno de imitar.
No eras perfecta, pero te invadía abundante gracia.
Hoy no estás, y aunque te extraño y es difícil aceptar que no estás,  estás en el mejor lugar.  Nos veremos allá,  amiga.